Elementos del Acoso Escolar

El Acoso escolar o quizás más conocido por su nombre en inglés “Bullying”.

La palabra Bullying que es la más conocida, deviene de la palabra en inglés “Bull” que significa toro. Con lo cual, “hacer el toro” es, como supongo que sabréis, pasar por encima de todo, con fuerza, sin importar lo que se arremeta.

La diferencia es que el toro, por agresivo que lo que quieran poner, es un animal noble, que pace tranquilamente en su terreno (vaya, sería bueno hablar con algún ganadero al respecto!)

Ni que decir, que el acoso escolar no tiene nada de noble, pero sí todo lo demás.

Hoy quiero hablaros de dos cosas, los tipos de bullying muy por encima y sobre todo, de los elementos que lo componen. SI hablamos de tipos, los más “típicos” los podemos ver así:

  • Bullying verbal: se caracteriza por el empleo de insultos, burlas, apodos, chismes, rumores, amenazas y humillaciones que afectan psicológicamente al individuo y conllevan a la discriminación.
  • Bullying físico: es el más común entre los estudiantes. Incluye todo tipo de agresiones físicas como golpes, patadas o empujones que pueden ser ejecutadas por uno o varios agresores.
  • Bullying social: es aquella que busca aislar o excluir al niño o adolescente de un grupo social. Esto lo logran a través de la discriminación social o económica, tratos indiferentes, entre otros.
  • Ciberbullying: también conocida como ciberacoso. En este caso el agresor se vale de las redes sociales y de otros recursos tecnológicos para hostigar a la víctima y enviar mensajes falsos. Estos canales de comunicación son de amplio alcance y los mensajes se propagan mucho más rápido.

Si nos centramos en los elementos, podemos encontrar claramente 3: 

  1. Agresor. Es la persona que ejerce principalmente el acoso escolar, pero, no hay que dejarnos confundir, porque el acoso escolar no suele estar acompañado de este elemento aislado, sino del conjunto, como vamos a ver a continuación. Lo que pasa, es que, este elemento, el acosador, es el más visible. Hablamos de “el agresor”, pero ni que duda cabe que hablamos siempre en genérico, sin referirnos a si es “el” o “ella”.
  2. Víctima. Es la persona que sufre el acoso. Es, evidentemente la persona más afectada de estos 3 elementos, aunque si bien es cierto todos los elementos pueden sufrir.
  3. Espectadores. Son las personas que “están ahí”, que dan “ese grupo”, esos que rodean a la víctima, que aunque “no hacen nada”, en el fondo son colaboradores silenciosos, haciendo aún más pequeña a la víctima, y haciéndole sufrir viendo que está sola en este problema.

En futuros artículos, intentaré ir desgranando estos puntos, que me parecen importantes, y así poco a poco ir desenmarañando todo, e ir viendo cómo se comporta cada parte, y así, poder tener indicios de si se está produciendo ese acoso, y ponerle remedio y solución, que es lo que más nos interesa.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.